Consejos para Comprar una Ciclocomputadora

ciclocomputadora
Al seguir estos consejos para comprar una ciclocomputadora podrás optimizar tus entrenamientos al cuantificar tus sesiones y saber exactamente lo que hiciste, (y que te faltó por hacer). Con un análisis correcto de la información (o por simple curiosidad) podrás medir objetivamente tu progreso con los datos que una ciclocomputadora te puede ofrecer. Y, aunque seas como la mayoría de las personas que simplemente disfruta de la actividad del ciclismo por el puro placer, ver tus datos durante y después de cada recorrido puede ser interesante.

Dependiendo del tipo y modelo de ciclocomputadora que elijas, este pequeño aparato que se monta sobre el manubrio de tu bicicleta te puede dar los siguientes datos (o cualquier combinación de ellos). Estos te pueden servir para analizarlos, satisfacer tu propia curiosidad o para presumir o lamentar con tus compañeros ciclistas.

Estos datos son:
– Hora
– Tiempo de recorrido / Cronometro / Tiempo total
– Distancia por recorrido / Distancia total
– Velocidad actual
– Velocidad Máxima / Velocidad Promedio durante el recorrido
– Cadencia de pedaleo (velocidad del pedaleo)
– Temperatura
– Elevación sobre el nivel del mar
– Frecuencia cardiaca
– GPS para rastrear tu recorrido y subirlo al Internet
– Conexión para bajar los datos a una computadora por medio de un cable o puerto Infrarrojo

Una ciclocomputadora funciona básicamente de la siguiente manera. Un imán es colocado sobre los rayos de la rueda delantera, la cual al girar pasa cerca de un sensor colocado en la tijera. Esta señal es enviada al aparato por medio de un cable o de manera inalámbrica en donde es procesada por la ciclocomputadora la cual se monta sobre el manubrio (o reloj) para que se pueda monitorear los datos en tiempo real.

ciclocomputadora2Para medir la cadencia del pedaleo un segundo imán/sensor es colocado sobre las palancas del lado izquierdo. Los modelos que también incorporan la medición de la frecuencia cardiaca  necesitan de un transmisor que se coloca directamente sobre el pecho del ciclista con una cinta elástica y que transmite la señal de los impulsos eléctricos del corazón al contraerse.

Una consideración importante para los que hacen ciclismo de montaña es utilizar un modelo en donde la resistencia y durabilidad son los factores más importante a considerar. Los modelos inalámbricos son favorecidos debido a que se elimina el riesgo de que el alambra se pueda atorar en una rama y así dañar el aparato. Para el ciclista de ruta, esta consideración no es tan importante, e incluso, las ciclocomputadoras con alambre son preferidas ya que así se elimina la posibilidad de interferencia de la señal con la de otro ciclista cuando se rueda en un grupo.

Para los ciclistas que no quieren perder sus datos de cada sesión, existen modelos que permiten la fácil transferencia de la misma ciclocomputadora de una bicicleta a otra para que de esta manera, cada pedalazo sea contabilizado y que el ciclista no sienta que cada revolución de los pedales haya sido en vano.

Espero que estos consejos para comprar una ciclocomputadora hayan resultado útiles para ti.

Sigue pedaleando.